bio

El inicio del Taller Simple es a partir del año 1998; ubicado en un antiguo centro comercial en la calle Capitanía con Av. Colón. El taller fue pensado y gestionado por María Teresa Williams, artista grabadora formada en la Escuela de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En los primeros años se trabajó en el taller, principalmente dando clases de xilografía, de manera individual o con un máximo de dos personas. De esta manera se fue reuniendo el dinero para la adquisición del primero tórculo de formato pliego, fabricado por el maestro Alejandro Pino.

Desde la llegada de la prensa en adelante, se incorporó la calcografía, aunque el taller en esos años, se adaptaba a las necesidades técnicas, que los artistas requerían en sus obras, produciendo obras eventualmente en serigrafía y monocopia o monotipo. Así, el taller funcionó según los proyectos personales y colectivos, que surgían en el momento, adaptando las técnicas a los proyectos.

A partir del año 2005, en una búsqueda por integrar el fotograbado como una técnica más, el taller dio un giro hacia procesos más saludables y respetuosos, con los artistas y el medio ambiente. Este cambio se produjo cuando María Teresa Williams realizó un curso intensivo de fotograbado en film fotopolímero en Argentina, dictado por la maestra Graciela Buratti, ahí evidenció las bondades y posibilidades que daban estos materiales.

Actualmente, el Taller Simple, solo ofrece cursos con técnicas libres de ácido, y en especial difundimos la técnica de fotograbado en film fotopolímero.


Realizamos cursos de fotograbado permanentemente y durante el año siguen trabajando artistas que practican esta técnica u otras libres de ácido como xilografía, ebrú o papel marmolado, litografía en poliéster, linografía, entre otras.

Este taller no usa ácidos nocivos, resinas ni solventes derivados de los hidrocarburos; en cambio predomina el uso de mordientes salinos, polímeros fotosensibles y aceites vegetales, en los procesos de preparación de matrices y de impresión.